HE PUESTO DEMASIADA COLA EN LA PARED. ¿CÓMO LO SOLUCIONO?

Encolar bien tiene tanta importancia como cortar el papel pintado a la medida adecuada o asegurarse de que queda perfectamente adherido a la superficie. Por eso, es importante aplicar la cantidad exacta. El problema surge cuando se extiende demasiada cola en la pared, ya que es fácil que aparezcan pequeños bultos o que se desborde por las juntas.

En ocasiones es inevitable, sobre todo cuando se colocan las primeras tiras de papel pintado. Hay que tener en cuenta que la superficie que se va a empapelar siempre absorberá parte del adhesivo. Pero hasta no colocar las primeras tiras, no se sabrá hasta qué punto. La tendencia lógica es aplicar demasiada cola en la pared que luego, de un modo u otro, habrá que retirar.

 

¿Cómo actuar si hay demasiada cola en la pared?

El consejo básico es observar el comportamiento de la superficie según se va encolando y hacerlo en cantidades no muy grandes. Esa será la mejor forma de evitar aplicar demasiada cola en la pared. Si vemos que el soporte pide más, simplemente habrá que añadir. Y, si hay un exceso, se podrá extender por la superficie con la brocha.

No hay que olvidar que el tiempo de secado es largo. Por ello, si se extiende ese exceso de pegamento incluso al espacio que ocupan otras tiras, no debería ocurrir nada. Enseguida nos daremos cuenta de cuánta cantidad tolera la superficie y podremos ir ajustando lo necesario para evitar que haya demasiada cola en la pared.

Si realmente es mucha la cantidad que sobra y vemos que hay demasiada cola en la pared incluso para extenderla, siempre podremos recoger el sobrante con la misma brocha de encolar o pasando una pequeña espátula por la superficie. Conviene, eso sí, hacerlo con cuidado para no causar daños en la superficie.

¿Y si lo que ocurre es que ese exceso se desborda al alisar y llega a zonas en las que no hay previsto poner papel pintado? En ese caso, lo que debemos hacer es retirar de inmediato esa cola de la pared pasando un paño ligeramente humedecido en agua tibia. Arrastrará sin problemas el adhesivo sobrante.

Otro problema es que nos damos cuenta de que hay demasiada cola en la pared cuando ya hemos colocado la tira de papel. Retirarla no siempre será la mejor opción. Para que no queden burbujas de aire, hay que alisar la superficie con un cepillo, una espátula o un paño. 

Siempre se puede incidir en esta parte para que, además de las burbujas de aire, salga el pegamento sobrante por los bordes si de verdad se ha aplicado demasiada cola en la pared. Eso sí, conviene retirarla cuanto antes una vez que asome a la superficie con un paño o con una esponja.

 

La importancia de una buena técnica de encolado

Señalamos que es importante observar cuándo el pegamento tolera la superficie. Es la mejor forma de evitar aplicar cola en la pared. Pero hay que tener en cuenta otros factores. Uno de ellos es la preparación del producto. Si quedan grumos, habrá zonas en las que se extenderá perfectamente y otras en las que quedará un sobrante que luego habrá que eliminar.

Otro factor importante es la brocha que se emplee para encolar. No sirve cualquiera. Debe ser siempre una brocha específica para ello. Son algo más gruesas que las convencionales y permiten extender mejor el producto, evitando así zonas en las que haya un exceso de cola en la pared. 

No empapar las cerdas en toda su longitud y asegurarse de extender muy bien el producto son también consejos que se deben tener en cuenta para evitar un exceso de cola en la pared que pueda arruinar el acabado. Siguiendo estas recomendaciones, no habrá ningún problema.

Al&Mabi te ofrece la más amplia gama de papeles pintados para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus gustos. Solo tienes que entrar en nuestra web y elegir. 

Riempi la tua casa di magia con le nostre carte da parati, stampe decorative e murales.

Alf&Mabi