Cómo preparar la pared para instalar un papel pintado


Una de las claves para que el papel pintado esté bien colocado es que la pared esté preparada. Para obtener unos buenos resultados, es conveniente que la superficie esté en perfecto estado para aplicar la cola y colocar el papel. Por eso es conveniente tomarse el tiempo necesario para seguir todos los pasos correctamente.

Una de las primeras cuestiones a la hora de preparar la pared para colocar papel pintado, es que es necesario conseguir una superficie uniforme y lisa. Nos podemos encontrar con varios escenarios. Uno de los más habituales es que te encuentres con gotelé. 

Pero existen muchas otras situaciones que hay que salvar. Por ejemplo, una pared de ladrillo visto que ofrece muchas irregularidades. Para preparar esta superficie es mejor cubrirla con paneles de yeso o pladur. De esta manera conseguiremos la uniformidad que necesitamos para colocar el papel pintado. 

Otras de las cuestiones que se puede dar es que en la pared se haya instalado un papel antiguo. Es muy conveniente retirarlo antes de colocar el nuevo ya que seguramente esté en mal estado, con partes rotas y desgarradas. 

En cualquier caso, se debe retirar o cubrir cualquier elemento que no permita que la superficie esté lisa. Cuando ya lo hayamos conseguido, podemos empezar a tratar la superficie para colocar el papel pintado.

Para colocar papel pintado sobre una pared debe ofrece una superficie totalmente lisa

El primer paso es limpiar la pared. Es necesario quitar todo rastro de suciedad y polvo para que no quede atrapado cuando se coloque la cola y el papel. Así evitamos también que existan posibles puntos donde se acumulen bacterias. Retira primero el polvo y luego aplica agua caliente y jabón. A continuación seca toda la superficie.

Como debo preparar la pared antes de instalar el papel pintado -  Alf&mabi

Preparar una pared para colocar un papel pintado es una ocasión perfecta para reparar sus desperfectos. Tapa agujeros y grietas con masilla ya que pueden afectar al proceso de encolado e instalación. Si existen humedades, es importante que acabes con ellas porque pueden destrozar el papel. 

Si la pared está pintada y existen zonas donde la pintura se está descascarillando, utilice una espátula para retirar la pintura. Esta herramienta también la puedes usar para alisar cualquier tipo de protuberancia que pueda existir. Una lija también te puede ayudar con esta tarea cuando la zona sea más amplia.

Por supuesto que deberás retirar cualquier clavo, tornillo, taco y alcayata. Cualquier elemento de este tipo que puedas dejar puede acabar rompiendo el papel pintado. Por eso pon especial atención para no olvidar ninguno.

Una vez hayas acabado con todos los desperfectos de la pared y cuente con una superficie llana, es hora de aplicar la capa de imprimación. Este material ayuda a la absorbencia de la pared y favorece la acción de la cola para sujetar el papel pintado. Es muy barato y fácil de usar. Este es uno de los pasos más importantes que no puedes saltar si quieres conseguir la colocación adecuada.

Ya tienes lista tu pared para empezar a aplicar la cola e instalar el papel pintado. Recuerda siempre ser minucios@ con este tipo de procesos ya que evitarás muchos problemas y conseguirás los resultados que deseas.

En ALF&Mabi tienes los papeles pintados más bonitos que puedes encontrar para tu hogar o cualquier espacio que quieras decorar con buen gusto. En nuestro catálogo podrás encontrar los diseños perfectos que encajan en cualquier espacio. ¡Entra en nuestra web y compruébalo!