¿Puedo poner papel pintado en paredes con gotelé?


El gotelé está presente en muchos hogares españoles. Esta técnica consiste en usar pintura más espesa que se distribuye por la superficie mediante herramientas específicas. El resultado es que se dan una serie de grumos que sirven como decoración y que además sirve para cubrir desperfectos.

El gotelé es bastante barato y fácil de aplicar. Por eso es habitual que lo encuentres en una gran multitud de viviendas. Sin embargo, con el paso del tiempo el gusto estético ha cambiado y esta manera para tratar las paredes ha dejado de ser preferente.

Las paredes se prefieren lisas ya que contribuye a la claridad en las formas de los espacios. La rugosidad del gotelé no encaja con una gran parte de estilos decorativos que buscan espacios más limpios con colores uniformes. Además, en muchos casos se percibe como una manera de esconder los malos acabados en la construcción de una vivienda.

Por otro lado, el gotelé dificulta la limpieza de la habitación. Es un punto en el que el polvo y la suciedad se pueden acumular. Además, el continuo roce en determinadas zonas puede provocar su desgaste dando a lugar un aspecto poco estético y uniforme.

El gotelé limita mucho a la hora de diseñar espacios. La superficie irregular no permite la obtención de otros tipos de texturas usando distintas pinturas. Pero si hay algo que definitivamente ha causado la caída del gotelé ha sido sin duda el uso del papel pintado.

Colocar papel pintado sobre gotelé es posible si se trata la pared adecuadamente

Seguramente te preguntarás si es posible colocar papel pintado directamente sobre el gotelé. La respuesta en principio es no. Necesita de una superficie lisa y uniforme para que se pueda colocar correctamente y proporcionar los resultados adecuados.

Papel pintado Alfmabi en tono verde grisaceo con diseños dorados y escritorio de madera

Una de las primeras razones es la manera en la que se coloca el papel pintado sobre la pared. Si existen irregularidades puede quedar algo levantado sobre todo en la zona de las juntas. También corre el peligro de que se rompa ya que el gotelé puede presentar pequeños picos que acaben rasgando el material.

Por otro lado, el dibujo o diseño del papel pintado no quedará muy atractivo debido a la rugosidad del gotelé. Se generan sombras que evitarán que los detalles más minúsculos se perciban con claridad. Algunas zonas quedarán algo deformadas y puede que hasta se produzcan pequeñas arrugas. Esto se hará más evidente cuando el papel pintado contenga formas geométricas.

¿Esto quiere decir que si tu pared tiene gotelé nunca podrás poner papel pintado? No, es una afirmación absoluta. Si el papel pintado es suficientemente grueso y el gotelé es bastante pequeño obtendrás buenos resultados.

También existen técnicas que te ayudan a resolver las irregularidades del gotelé para poder colocar el papel pintado sin problemas. Puedes lijar la pared hasta conseguir una superficie lo suficientemente lisa o bien puedes cubrirla para hacerlo desaparecer.

Por lo tanto, si te has decidido a colocar papel pintado en tu casa y tienes paredes con gotelé no tienes por qué darlo todo por perdido, se puede colocar si lo haces de la manera adecuada y tratando la superficie con anterioridad. De esta manera podrás conseguir el diseño que deseas para tu hogar.

El papel pintado te dará mucha más riqueza visual a tu vivienda. Te sorprenderá el cambio que se produce cuando dejas de ver el gotelé y pasas a ver todo tipo de formas y colores. Sin duda, es un recurso de diseño muy recomendable.

En Alf&Mabi tenemos las colecciones más interesantes de papeles pintados. Te recomendamos que entres en nuestra tienda online y descubras nuestro increíble catálogo.