¿CÓMO PONER PAPEL PINTADO DETRÁS DE RADIADORES?

Cuando queremos empapelar una habitación, está claro que debemos sacar de ella todos los objetos que podamos para trabajar con mayor espacio y tranquilidad. Pero hay algunos elementos fijos, como los radiadores, que no podemos quitar a la hora instalar el papel pintado.

Lo primero que tendremos que ver es qué tipo de radiador es, ya que esto condiciona la forma de colocar el papel pintado. Para que no haya ninguna duda, podemos dividirlos básicamente en tres grandes grupos:

  • Radiadores acanalados o por secciones: Se trata de los radiadores clásicos, aunque se utilizan actualmente en muchas construcciones. Se divide en elementos individuales que pueden agruparse para hacerlo más grande o más pequeño.
  • Radiadores tubulares: Son tubos delgados que se instalan en horizontal o en vertical, y a través de los cuales puede verse la pared en la que se encuentran. Esto permite la colocación del papel pintado como luego veremos.
  • Radiadores de papel y convectores: Este tipo de radiador nos ofrece una estética uniforme sobre la pared, sin que puedan observarse huecos. Son elementos muy planos y cercanos a la pared, por lo que resulta verdaderamente difícil empapelar por detrás de ellos.

Vamos ahora a ver cómo colocar papel pintado en cualquiera de estos casos. Eso sí, recuerda que debes apagar el radiador con antelación, para que el calor residual no afecte al material ni al secado de la pasta.

Colocar papel pintado con radiadores en la habitación

Los dormitorios suelen tener radiadores para mejorar el descanso de todos, incluso de los más pequeños, por lo que instalar papel pintado para niños no debe ser un problema si sigues nuestros consejos.

Radiadores acanalados o por secciones

Lo primero que tendrás que hacer será tomar medidas, ya sea desde el techo o desde la parte inferior del alféizar de la ventana (donde suelen colocarse muchas veces los radiadores). Recuerda añadir unos 4 centímetros para la superposición. Luego mide de nuevo, pero esta vez desde el suelo hasta el borde superior del radiador, y marca con la línea horizontal diez centímetros más arriba.

Prepara todo lo necesario para colocarlo (ya sea la pared o el propio papel pintado) y, cuando haya pasado el tiempo de remojo adecuado, corta hasta la marca anterior en columnas de unos diez centímetros de ancho. Esto nos servirá para colocarlo en la zona trasera del radiador.

Una vez hecho esto, solo tendrás que empezar a colocar el papel pintado como de costumbre, desde el techo o el alféizar. Cuando llegues al radiador, empieza a aplicar una a una cada tira utilizando un rodillo de mango largo, ayudándote entre los huecos para que quede bien colocado.

Una alternativa a esta técnica es hacerlo directamente sin cortar la tira en varias columnas, aunque tendrás que tener algo más de soltura. Presiona el papel pintado poco a poco y tira de él a través de los huecos, pero con cuidado de no dañarlo.

Radiadores tubulares

En este caso, el sistema será muy parecido al anterior. Solo tendrás que cortar una tira de papel pintado del tamaño completo de tu pared (o desde la ventana, si tienes), para después colocarla mediante las franjas o de una sola pieza, como prefieras.

Radiadores de papel y convectores

De nuevo, empezamos midiendo la longitud que necesitemos, tomando como referencia el techo o el alféizar de la ventana hasta la parte superior del radiador, sumándole 10 centímetros. Recuerda que este corte debe coincidir con el patrón de la tira que hayas colocado anteriormente

Como indicamos al principio, no será posible colocar el papel pintado tras este tipo de radiadores, pero sí lo haremos alrededor. Por lo tanto, esta primera tira se colocará desde arriba hacia el radiador, para después recortar (con una tijera, por ejemplo) lo que sobre de esos diez centímetros de margen que no podamos pegar a la pared.

Haremos lo mismo desde el inferior. Midiendo la distancia del suelo a la parte baja del radiador, le sumamos 10 centímetros y cortamos una tira que coincida con el patrón. Siguiendo la misma operación, colocaremos el papel pintado y luego recortaremos lo necesario.

Si con una tira no ha sido suficiente para cubrir el radiador completo, repite el proceso hasta poder continuar con el resto de la pared.

Llena tu hogar de magia con nuestros papeles pintados, láminas decorativas y murales de pared.

Alf&Mabi