PAPEL PINTADO PARA NIÑOS

Nuestros hijos son lo más bonito y preciado que tenemos en este mundo y sabemos que su bienestar es tu prioridad principal, por ese motivo decorar una habitación infantil es tan importante.

Sin duda, el cuarto de los niños es el lugar de la casa en el que pasan más tiempo, es su zona para soñar y sacar a relucir su imaginación. Definitivamente en este proceso debemos tener en cuenta, los muebles, los objetos y por supuesto las paredes. Nuestro mayor aliado para poder decorar las paredes, es el papel pintado. Una alternativa económica y divertida para crear ese mundo de fantasía que tanto les gusta a los peques.

ELEGIR EL PAPEL PINTADO PARA HABITACIONES INFANTILES
¿Estás pensando en cambiar la habitación de los niños? quizás quieras hacer de la habitación de los niños un lugar mágico, divertido o más estimulante para ayudarle en este viaje creativo. El papel pintado para habitaciones infantiles te permite transformar este espacio.

En ALF&mabi tenemos una gran variedad de papeles pintados para cuartos infantiles. Recomendamos elegir el papel pintado en función de los colores, estampados y todos los elementos que les gusten a los niños. Finalmente la habitación debe ir adaptándose a sus necesidades. Además es un recurso que se puede utilizar para una sola pared o definir las diferentes zonas de la habitación (dormir, hacer los deberes, área de juegos, etc.)

Los papeles pintados infantiles se pueden cambiar con mucha facilidad, ya que los niños pasan por diferentes etapas y sus intereses varían. Antes de colocar el papel pintado para niños debemos tener en cuenta una serie de aspectos para que el resultado sea excelente.

CUARTOS INFANTILES CON PAPEL PINTADO 
Normalmente los adultos suelen tener distintas estancias para poder llevar a cabo todas las actividades de manera específica, el salón, el despacho, el comedor, etc. Sin embargo, la habitación de los niños es para relajarse, hacer la tarea, jugar solo o con amigos. En ALF&mabi queremos darte unos consejos para que te resulte más sencillo definir las zonas.

En la pared del rincón de juegos recomendamos colocar un papel pintado de colores más vivos. En la medida de lo posible la zona de juegos y la del descanso deberían estar alejados para que el niño no se distraiga por las noches y no le cueste conciliar el sueño. También, es interesante poner papel pintado en las paredes cercas del cabecero de la cama. En esta zona la mejor opción es elegir un papel en color neutro para que ayude a los pequeños a dormir plácidamente. Mientras que en la zona de juegos o estudios debes optar por un papel que tenga colores estimulantes para desarrollar la creatividad e imaginación de los niños.

A medida que los niños crecen van cambiando sus intereses y sus gustos. Para evitar verte en medio de reformas, una pared bonita con papel pintado es la mejor solución, ya que lo puedes cambiar con mucha facilidad y las veces que sean necesarias.

Ciertamente también es una gran idea utilizar papel pintado en todas las paredes de la habitación pero debes tener en cuenta es el estampado del papel, en estos caso en ALF&mabi proponemos usar un papel con motivos geométricos y de tonos sutiles.

Los papeles pintados con lunares o estrellas funcionan muy bien para este tipo de estancias infantiles y no carga el espacio. Y el papel pintado Lunares Azul, queda muy bien cerca del cabecero y en cualquier zona. Los dibujos de este papel están hechos en acuarela por lo que aporta mucha delicadeza a la habitación de los niños. La mezcla de tonos de azules amarillos/beige y gris sobre un fondo blanco roto crean una armonía perfecta.

Durante los primeros años de los pequeños prefieren pasar tiempo en otras zonas de la casa con su papás, abuelos, pero a medida que crecen ya buscan su propio espacio e imaginar que están en su propia fortaleza. Los niños frecuentemente se suelen sentir abrumados o simplemente no les gusta la habitación, los dibujos y los muebles

El papel pintado de Fondo marino, es perfecto para la zona de juegos de la habitación de los niños para crear un espacio moderno para desarrollar la creatividad de los niños.

También, es interesante poner papel pintado en las paredes cercas del cabecero de la cama. En esta zona la mejor opción es elegir un papel en color neutro para que ayude a los pequeños a dormir plácidamente. Mientras que en la zona de juegos o estudios debes optar por un papel que tenga colores estimulantes para desarrollar la creatividad e imaginación de los niños.

A medida que los niños crecen van cambiando sus intereses y sus gustos. Para evitar verte en medio de reformas, una pared bonita con papel pintado es la mejor solución, ya que lo puedes cambiar con mucha facilidad y las veces que sean necesarias.

Ciertamente también es una gran idea utilizar papel pintado en todas las paredes de la habitación pero debes tener en cuenta es el estampado del papel, en estos caso en ALF&mabi proponemos usar un papel con motivos geométricos y de tonos sutiles. Unos papeles con lunares o estrellas funcionan muy bien para este tipo de estancias infantiles y no carga el espacio. Y el papel pintado Lunares Azul, queda muy bien cerca del cabecero y en cualquier zona. Los dibujos de este papel están hechos en acuarela por lo que aporta mucha delicadeza a la habitación de los niños. La mezcla de tonos de azules amarillos/beige y gris sobre un fondo blanco roto crean una armonía perfecta.

Durante los primeros años de los pequeños prefieren pasar tiempo en otras zonas de la casa con su papás, abuelos, pero a medida que crecen ya buscan su propio espacio e imaginar que están en su propia fortaleza. Los niños frecuentemente se suelen sentir abrumados o simplemente no les gusta la habitación, los dibujos y los muebles.

PAPEL PINTADO PARA NIÑOS
Este fenómeno se llama sobreestimulación. Cuando los niños juegan, tienden a concentrarse mucho y un entorno en el que se sientan tranquilos puede ser negativo para ellos.

Finalmente os damos unos aspectos a considerar a la hora de decorar con papel pintado la habitación de los niños:

- Usa colores de tonos claros y con motivos delicados para los niños.

- Decántate por un papel pintado que sea sutil, nada chillón, preferiblemente colores cálidos para la zona de los juegos, mientras que para el área descanso es mejor utilizar tonos más fríos.

- En la decoración el uso de muebles de madera o blancos es un acierto seguro, además te animamos a que incluyas objetos hechos por el niño en el colegio, un dibujo, una manualidad, esto le ayudará a sentirse más cómodo en su habitación.

- Si finalmente eliges un papel más llamativo, la decoración debe ser sencilla para evitar así la sensación de un espacio cargado, ya que esto podría agobiar al niño.

En ALF&mabi tenemos una amplia selección de papeles pintados para niños muy divertidos, para que los peques de la casa se sientan cómodos y seguros en sus habitaciones.

Llena tu hogar de magia con nuestros papeles pintados, láminas decorativas y murales de pared.

Alf&Mabi