Tipos de papel pintado y diferencias entre ellos


En el mercado se puede encontrar una gran variedad de papeles pintados que cuentan con bonitos estampados y dibujos para decorar tu hogar. Pero no todos son iguales y tienen las mismas características. Es importante diferenciarlos ya que no todos son adecuados para todos los usos.

En el mercado tienes a tu disposición papeles pintados de todo tipo. En su etiquetado se recoge la información que te será útil para encontrar el tipo de papel que estás buscando para tu hogar. Ante cualquier duda siempre trata de comunicarte con el proveedor o el fabricante.

Principal clasificación de los tipos de papel pintado existentes

Si quieres distinguir bien los distintos tipos de papel pintado debes conocer las dos cualidades que lo componen: la base y el acabado. Lo primero hace referencia a los materiales en los que se fabrica y la segunda el tipo de protección con el que pueden contar.

Según la base, los papeles pintados pueden ser de los siguientes tipos:

Base de papel. Este tipo de papel pintado es uno de los que más se ha usado, aunque ya han quedado bastante anticuados. En la actualidad se utilizan otro tipo de materiales que son mucho más eficientes por lo que no se suele ver ya en las tiendas. Su producción es mucho más reducida ya que existen productos con mejores cualidades.

Base de Tejido no Tejido (TNT). Este nombre hace referencia al papel pintado cuya base está elaborada con fibras textiles que no están entrecruzadas entre sí. Con esto se consigue que sea especialmente resistente y ofrezca muy buen soporte. Muy recomendable para habitaciones que vayan a ser muy transitadas o que puedan tener humedad.

Otra clasificación de tipo de papeles pintados es la que diferencia entre papeles vinílicos y no vinílicos. Los primeros son aquellos que cuentan con una capa de vinilo o plástico que hace que sean especialmente duraderos y resistentes. Además, cuentan con la característica de que son lavables.

Es habitual encontrar en las etiquetas del papel pintado referencia a ambos tipos de clasificaciones. Por ejemplo, el papel con base TNT suele ser vinílico. 

Características que sirven para clasificar distintos tipos de papel pintado

También se pueden establecer tipos de papel pintado en base a su gramaje. Los papeles más gruesos son perfectos para cubrir superficies más irregulares y además ofrecen mucha más resistencia. Los que cuentan con un gramaje más bajo son más delicados y requieren de una preparación más minuciosa de la pared sobre la que se va a colocar.

Otra distinción entre los distintos tipos de papel pintado es la que se hace sobre la posibilidad de ser lavados o no. Los lavables son aquellos que permiten al usuario actuar sobre las manchas o suciedad acumulada. Los no lavables requieren del reemplazo de la zona afectada si se quiere retirar el desperfecto.

Se puede ahondar aún más en la condición de lavable ya que algunos tipos de papel pintado se pueden frotar y otros no. En el primer caso se puede realizar una limpieza más profunda y se puede incidir aún más en la mancha sin que el papel se vea afectado. En el segundo, esta operación no se puede realizar si se quiere mantener la calidad del papel.

Los papeles pintados también pueden tener relieve o ser completamente lisos. Puedes encontrar papel que cuente con algún tipo de textura o formas que pretenden ofrecer un acabado aún más trabajado. Por el contrario, otros papeles sólo cuentan con el valor estético que proporciona su dibujo.

Los papeles pintados se pueden clasificar en base a la estética que guardan 

Otras de las clasificaciones que se pueden encontrar en atención al diseño. 

Los papeles pintados simples. Son aquellos que sólo ofrecen un color en toda su superficie. Suelen ser los menos habituales ya que su acabado es similar al de un papel pintado. 

Papeles pintados con estampados. Ofrecen además formas y colores que pueden ser abstractos o hacer referencia a la realidad. En este grupo encontramos desde los papeles que cuentan con representaciones de animales y plantas o con motivos infantiles, por ejemplo.

Papeles pintados con patrón. Este tipo cuenta con un diseño que se repite y que es necesario encajar para no romper con la unidad estética. Para ello se establece la medida en la que se produce la repetición y que servirá para la instalación del papel.

En ALF&Mabi contamos con una interesante selección de papeles pintados que están al alcance en nuestra web. Entra y echa un vistazo a nuestro catálogo para descubrir todas las posibilidades. Comprueba en primera persona nuestra apuesta por el interiorismo de calidad.