Qué cola usar para instalar papel pintado


La cola es uno de los elementos esenciales para instalar el papel pintado. Consigue mantener un agarre suficiente con la pared o la superficie en la que se instala este elemento decorativo. Por eso es conveniente elegir un adhesivo adecuado para realizar la instalación del papel.

Existen distintas clases de cola que se usan dependiendo del papel pintado que se quiera instalar. Cada una tiene unas características propias y reaccionan de manera distinta frente a los materiales. Por eso, lo primero que debes conocer es el tipo de papel que quieres colocar para encontrar la cola correcta. Estas son todos las variantes:

Cola en polvo

Se presenta en este formato y para su uso es necesario mezclarla con agua. Deberás seguir las indicaciones del fabricante en cuanto a su preparación para conseguir los resultados adecuados dependiendo del tipo de papel pintado. Es un proceso que no necesita conocimientos muy técnicos, pero sí que debe ser minucioso.

Qué tipo de cola debo utilizar para papel pintado -Alf&mabi

Puedes encontrar dos clases distintas de cola en polvo. La metil-celulósica es la aconsejada para papeles pintados con soporte TNT o vinílicos. La celulósica se utiliza en papeles con soporte de papel.

Estas colas están muy bien de precio por lo que se suelen usar para cuando se quiere colocar mucha cantidad de papel pintado. También cuentan con mucho poder adhesivo por lo que son perfectas para papeles más pesados o superficies más difíciles como los azulejos.

Colas preparadas o al uso

Este tipo de adhesivo es perfecto para facilitar la instalación del papel pintado. Se aplica directamente y son muy sencillas de usar. También se pueden utilizar para reforzar las mezclas de colas en polvo. Permiten cierta movilidad del papel cuando está colocado y aún no se ha secado del todo.

Puedes encontrar opciones que tienen uso universal y que sirven para papeles pintados vinílicos, textiles y de todo tipo. Su coste es algo más elevado y presenta más versatilidad que la cola en polvo. 

La cola preparada se encuentra en formatos de distintos tamaños pudiendo encontrar ofertas interesantes que cuentan con mucha cantidad.

Cola de carpintero

Es la cola clásica que puedes preparar en casa con agua, aceite y vinagre o adquirir en establecimientos comerciales. Evidentemente es la menos recomendada si quieres colocar papel pintado sobre grandes superficies. Su secado es muy rápido y deja muy poco margen de maniobra.

Esta cola sí que puede ser útil para cuando se quiera instalar pequeñas cantidades de papel pintado. También para aquellas zonas que requieren de pequeños retoques en el pegado del papel para conseguir un mejor acabado.

También se puede usar para otros usos del papel pintado como su colocación en muebles. Este tipo de cola es la más barata de las tres, pero su uso es mucho más limitado.

El tipo de cola que tienes que utilizar vendrá determinado en gran medida por las indicaciones del fabricante. En la etiqueta del papel pintado suele aparecer el tipo de adhesivo que es conveniente usar en cada caso. En algunos casos los papeles pintados vienen pre encolados por lo que sólo tendrás que aplicar el pegamento sobre la pared facilitando mucho el trabajo.

Al igual que se calcula la cantidad de papel que se necesita, también es conveniente hacer lo mismo con la cola. Para ello muchos envases te ponen las indicaciones de cuánto papel se puede colocar con la cantidad que contienen.

En Alf&Mabi contamos con la selección de papeles pintados más interesante del mercado. ¡Entra ya en nuestra web para comprobarlo por ti mismo@!