¿Se puede poner papel pintado sobre muebles?


El papel pintado es un recurso de decoración que está siendo muy utilizado en la actualidad. Es una gran herramienta para personalizar todo tipo de estancias proporcionando un mayor protagonismo a las paredes. También sirve para destacar y diferenciar espacios.

Por todos estos motivos, muchas mentes creativas deciden explotar todas las posibilidades del papel pintado. Una de ellas es usarlo sobre muebles para conseguir que tengan una mayor presencia y causen mayor impacto en cualquier habitación. Pero ¿realmente se puede usar el papel pintado de esta manera?

Este uso tan original proporciona multitud de oportunidades en la decoración. Pero hay que saber aplicarlo de la manera correcta. No todos los tipos de papeles pintados pueden servir para este propósito. Existen algunos más delicados que no soportan el contacto excesivo con las personas que algunos muebles tienen durante su uso.

Es conveniente usar un papel pintado vinílico que tenga el grosor suficiente. También es conveniente que sea fácilmente lavable ya que al colocarse en un mueble estará más expuesto a la suciedad. Busca aquellos que garanticen todas estas características y además garantice mucha resistencia.

Como siempre ocurre con el papel pintado, siempre es conveniente que se coloque en una superficie lisa y regular. Esto determinará la parte de los muebles en las que se puede colocar el papel. Será bastante más difícil colocarlo en las zonas más angulosas o redondeadas.

Por ello los lugares perfectos son las puertas y los interiores de los armarios. Usar el papel pintado en la parte interna de los muebles tiene un gran efecto estético que causa bastante sorpresa y admiración. En los dormitorios infantiles, usar este elemento decorativo de esta manera tan particular da muy buenos resultados.

Para colocar papel pintado sobre muebles se sigue un proceso muy similar 

Colocar papel pintado sobre los muebles no es muy distinto a colocarlo sobre una pared. Se deberá preparar la superficie previamente quitando la suciedad con agua y jabón. Usar una capa de imprimación en la zona donde se quiere pegar también es otro de los pasos que se repite en este proceso.

Esto es de aplicación tanto para madera como plástico. En ambos casos se procede de la misma manera. Estos son los materiales que se suele encontrar en los acabados de manera general en los muebles. Para el vidrio sin embargo este proceso no sirve y tendrás que usar cinta de doble cara.

Una de las especificaciones que sí cuenta la instalación del papel pintado sobre muebles es que tendrás que cortarlo en distintas formas. Para ello es conveniente que te ayudes de una regla y de unas tijeras. Deberás realizar esta tarea con bastante precisión para perder la menor cantidad de papel posible.

Puede ser muy útil que te fabriques un “patrón” previo de las zonas del mueble que quieres cubrir con papel pintado para ir sobre seguro. Si tienes que cortar líneas curvas te puedes ayudar de un elemento redondo y de una cuchilla específica para cortar papel pintado.

Después de aplicar la cola y una vez colocado el papel pintado sobre el mueble, deberás proceder de la misma manera que si lo hubieras hecho sobre una pared. Tendrás que hacer que las burbujas desaparezcan empujándolas hacia el borde con una bayeta limpia. Esto también hará que salga el exceso de cola.

Ya sólo necesitas dejar que se seque para poder disfrutar de tu mueble.

Usar papel pintado sobre muebles puede servir para darles un toque único o, incluso, restaurarlos. En ALF&Mabi podrás encontrar las propuestas más interesantes para decorar tu hogar de la forma que más te guste. Entra ya en nuestra web para conocer nuestro catálogo. ¡No esperes más!